Home > Español, Música, Musical > Opinión Musical – Estereotipo De Una Banda de Rock En PR (De Principio A Fin)

Opinión Musical – Estereotipo De Una Banda de Rock En PR (De Principio A Fin)

Puerto Rico no es un lugar muy conocido por el rock en español.  Si, a lo largo de la historia se han conocido bandas que son excepciones y como todo lugar, por más pequeña y/o distinta, existe un historial. En los pasados diez años por ejemplo, se ha marcado con cierta claridad la representación del género y la cantidad de bandas se ha multiplicado exponencialmente a la que hubo cuando comenzó el primer Boom del 1996.  Lamentablemente mayor cantidad de bandas no es sinónimo a mayor peso en la industria musical.

Este escrito no pretende hablar de la historia del rock local, ni de la gloria, y mucho menos de las bandas que han logrado permanecer activas en una isla caribeña.  Esas son en mi libro excepciones a la regla por las razones que sean (desde talento hasta suerte).  La razón principal para escribir este ensayo es documentar de una vez y por todas un patrón que se viene repitiendo una y otra vez sin que la gente se de cuenta de como sus antecesores fallaron para arreglar sus errores.  Es un círculo vicioso que termina en desesperación, desánimo y más que nada en deuda.

El fin de una banda de rock en la isla esta anunciado desde el momento en que esta se forma pero su verdadero fin llega cuando realmente piensa que está en pleno despegue.  Sí, puede sonar extremadamente pesimista pero no deja de ser la realidad.  Las circunstancias de una isla tan pequeña, no permiten la resistencia de un grupo a menos que existan convicciones reales y/o que hayan tenido la suerte de existir en un momento histórico donde los medios les utilizaran para lucrarse y como bono se les extendiera la permanencia mientras saldan sus deudas acumuladas con esos ingresos temporeros (si es que son listos).

Antes de seguir es importante entender que la generalización a continuación esta basada en bandas de rock con ínfulas de ser comerciales.  Aquellas que quieren sonar en la radio, vender discos, y ser famosos y vivir la vida de estrellas del rock saliendo en Teve Guía y periódicos locales.  No conozco las escenas de metal, punk y/o hardcore lo suficiente como para atreverme a incluirles en esto, aunque siendo realistas…la meta de cualquier banda es ser escuchada.  Cuando esto no sucede, el suelo tiende a moverse de debajo de los pies.  Pero para los efectos vamos a hablar de bandas que los medios disfrutan en ridiculizar con el adjetivo de Pop Rock.  Sobre todo personas de la farándula que les encanta enfatizar la “erre” mientras gesticulan la frase “POP Rrrock Latino” y luego suelen comparar/mezclar con artistas de Pop como Enrique Iglesias ó Ricardo Arjona solo porque tienen una guitarra eléctrica en dos o tres canciones.

I. El Principio

Por lo general el principio de un grupo de rock va a depender de su influencia directa.  Muchas bandas dan sus primeros pasos luego de que algún amigo le dijo a otro que tiene un pana que toca “x” instrumento.  Otros poniendo anuncios en los pasillos de la universidad y los que son más tecnológicos en foros de Internet como Frecuencia Rock ó Pulso Rock.  Esta etapa puede durar bastante ya que no cualquier persona que toque el instrumento va a encajar.  Por lo general el que empieza la organización de una banda tiene un sonido ya en mente con influencias definidas y su búsqueda se dificulta al empezar a incluir peros a la lista de requerimientos.  Pero en el ínterin nada impide que ya se empiece a denominar como grupo aun siendo solo una idea en el aire.  Es más, en una tarde cualquiera, en una presentación de grupos, entre el público, lo más seguro es que veas, conozcas y/o entables una conversación con al menos cinco personas que  “tienen una banda” pero empezando.  Esto es sinónimo de quiero montar una banda, creo que tengo un tipo ahí pero me falta todo lo demás.  Es la etapa donde los panas cercanos se emocionan más por uno que uno mismo porque ahora tienen un amigo que toca en una banda.

Algo que hay que entender es que cuando uno esta montando una banda, nunca se tiene a los integrantes perfectos.  Uno puede pensar mil veces, si este tipo tocara mejor, si este no hiciera aquello y si fulano diera estas notas con la voz.  La verdad es que con miedo a sonar repetitivo, vivir en una isla tan pequeña es una dificultad porque las personas con exceso de talento lo que buscan ser es estrellas faranduleras que les encanta salir en Objetivo Fama o algún otro tipo de concurso que ofrezca el estrellato.  Sin embargo los que terminan con uno tienen algo mucho más importante….ganas.

Algo que muchas bandas reciben si tienen suerte son las ganas y el hambre de tocar que tienen los partícipes y en sus imperfecciones se desarrollan ideas creativas que simplemente funcionan.  Muchas veces son esas imperfecciones las que definen el sonido de la banda.  En adición, el que empieza la banda no necesariamente es un superdotado en su instrumento, ni necesariamente la persona más creativa. Siempre que pienso en este detalle recuerdo un episodio de “Different Strokes” donde el personaje de Arnold decide montar un grupo y todos sus amiguitos tocaban sus instrumentos y el no sabía como rayos tocar el saxofón y terminó contratando a un profesional para que tocará por el desde detrás de la cortina (en un momento pre-milli vanilli).

Luego de avanzada esta tediosa etapa y logrado sincronizar cuatro o cinco personas, que tocan diversos instrumentos, llega el momento de organizar los primeros ensayos.  Dependiendo del presupuesto, la banda ensayará en la casa del baterista o en un salón de ensayos.  Dependiendo de muchos detalles, quizás una casa, si es en un cuarto preparado la acústica será mejor para el ensayo aparte de que ahorrarán en el cuarto de ensayo que por lo general en mis días, que no fueron hace tanto, solía ser veinte dólares la hora.  Esto trae otro punto.  Durante la vida de una banda los integrantes no siempre están al mismo nivel económico.

II. La Economía

Las finanzas de cada uno de los miembros de un grupo no siempre estan al unísono.  Quizás todos comienzan estudiantes, luego unos consiguen trabajo y otros lo pierden, o se les aprieta la situación personal lo que significa que no todos van a tener dinero para pagar un cuarto de ensayo todas las semanas.  Esto muchas veces rompe una banda antes de que empiece.  Se requiere tener tacto y ganas reales para sobrellevar esta situación, pero muchos lo logran. Si la mayoría son primerizos, como cuando yo empecé con mi primera banda, lo más seguro es que los instrumentos que tienen son todos de tercera categoría.  Guitarras Peavey, baterías Frankenstein, bajos Squier y el cantante muchas veces no tiene equipo y tiene que gritar para que se le escuche tararear algo.  Esos primeros ensayos son realmente horribles en el momento porque aunque por un lado esta la emoción de estar finalmente ensayando, nada suena bien.  Los instrumentos se desafinan, nadie se sabe las mismas canciones de artistas famosos y se comienzan unas sesiones de jameo que son repetitivas, monótonas pero explorativas.  Muchas de estas sesiones comienzan lo que después terminan siendo canciones importantes para el grupo.  Claro está, nadie sabe eso en el momento y las frustraciones pueden llevar a peleas que no llevan a ninguna parte.

III. Quien Es Quien

Ya con varios ensayos en el hombro empieza la piquiña por tocar en vivo.  Esa necesidad de presentarse ante un público de rockeros que disfrute del rock original de una banda del país.  Aquí es donde los líderes del grupo se empiezan a definir.  Dentro de cada agrupación siempre se encuentran distintos tipos de personalidades pero las más comunes son:

-El Veterano: Este músico solo quiere tocar.  No tiene meta mayor que estar tocando todos los días si pudiera.  No tiene conexiones pero si tiene apetito por tocar.

-El Soñador: Este por lo general no tiene ningún tipo de contacto con el movimiento local excepto por lo que ve en las tiendas de discos y escucha en la radio.  Piensa que tan pronto empiecen a tocar van a ser reconocidos y les ofrecerán un contrato de disquera y vivirán de la música el sueño de rockanrol.

-El Pesimista: Este es el que no tiene expectativa alguna.  Toca porque le gusta pero piensa que todo esta mal, que la dirección del grupo no es la correcta y que no van a pegar.  Hasta el momento no se ha documentado porque este tipo de músico se queda en el grupo pero la realidad es que aun siendo pesimista, cuando tiene que aportar…aporta.

-La Pala: Este músico es parte del movimiento local.  Conoce a otras bandas, conoce a dueños de los establecimientos, esta involucrado en actividades, le gusta saludar a personas y siempre esta conectándose.  Si alguien puede conseguir tocar en vivo es este integrante.

Habiendo definido algunos de los tipos de personalidades dentro de una banda, vale la pena decir que no es necesario tener uno de cada uno.  Algunas bandas tienen solo un tipo de integrante (soñadores todos) muchas veces se juntan una tropa de veteranos y en otras ocasiones hay más de una pala.  Pero si algo si esta claro es que aquel que consigue los espectáculos, directa o indirectamente, termina siendo el líder del grupo.  Al menos en las primeras etapas de gestación del grupo.

IV. El Primer Güiso y lo que jala…

Y así comienza la carrera del grupo mientras se planea el primer espectáculo en vivo.  La pala consigue que participen en una presentación de varios grupos en un lugar pequeñito pero conocido entre los seguidores del género (entre comillas).  Las prácticas se intensifican y al cabo de varias semanas tocan por primera vez.  La energía, la adrenalina, las expectativas todas se van al suelo luego de esa primera tocada.  Por lo general estos pequeños espectáculos se hacen a base de bocinas para la voz y directo de los amplificadores lo que se presta para un sonido disparejo.  Alguien siempre anda nervioso, algunas notas se tocan mal y siempre hay miradas acusadoras dentro del grupo.  Pero es solo el primer paso.  Este “güiso” trae otros y poco a poco la banda empieza a participar más de la susodicha “escena“.  Los amigos suelen ir después de que terminan a decirles lo bien que sonaron.  Dependiendo de como reacciona la persona puedes identificarlos con uno de los grupos antes mencionados.

Es en estos momentos que el grupo empieza a planear y a soñar con sus próximas metas.  La promoción de los espectáculos, la creación de canciones nuevas, la grabación de algún demo, etc.  Todas estas pequeñas millas a lo largo de la carretera que es la vida del grupo llenan de anhelo a la banda.  Es ahora que se dan cuenta que el grupo tiene una proyección y posibles diferencias en cuanto a la dirección pueden comenzar a despertar.

Mientras las relaciones con otras bandas se empiezan a formular y a volver más unidas, el grupo empieza a recibir apoyo positivo en los distintos locales en línea donde el tema rock es el principal.  Esto atrae a personas que piensan pueden ayudar al grupo a través de sus conexiones a llegar a su máxima expresión de la manera más rápida posible.  Lo que las bandas no saben de estos autodenominados “Manejadores” es que sus conexiones son tan reales como las posibilidades del grupo de llegar a la carátula de Rolling Stones y duraderas como la fecha de caducidad de una libra de pan.  En su vasta mayoría son personas con poco ó ningún talento que aprovechan la oportunidad para alimentarse de la experiencia rockanrolera y satisfacer egos personales.  ¿Quién puede culparlos? Ahora, al César lo que es del César, como todo buen vendedor, su llegada es acompañada de mucho ruido, muchos nombres y muchas posibilidades y eso es lo único que importa en el momento.  En ocasiones hasta logra manifestar oportunidades que el grupo no podría haber hecho por sí mismos, pero como ya mencioné, no es algo que perdura.

V. Y Fuera…

Sin adelantarnos a los hechos, estamos ahora con el grupo varios meses desde su primera presentación en vivo, con varias tocadas, un sinfín de ensayos, con un manejador y con la frente bien en alto.  Hay algo que no he mencionado que creo amerita ser mencionado.  En casi todas las bandas, siempre hay un miembro que a través de la vida de la banda, siempre se queda atrás en cuanto a habilidad se refiere.  A veces, la distancia es tal que los integrantes y/o el nuevo manejador tienen que hacer hincapié en la primera decisión difícil del grupo…el cambio de integrante.  Es difícil cuando todos empiezan a la vez tener que decirle a otro que no es lo suficientemente bueno como para seguir y claro esta nadie quiere estar a cargo de la difícil tarea pero si están de acuerdo de que es algo que se debe hacer para el bien del grupo.

Como se toma esta decisión tiene mucho peso en el futuro de la banda.  Si se le trata de mala forma a este ex compañero, los demás tendrán en el subconciente que si les tocara salir en algún momento, sería algo desagradable.  Si se hace con tacto y con agradecimiento por el tiempo dedicado, el grupo habrá dado un buen paso en el campo de las relaciones interpersonales.  Demás esta decir que una decisión como esta une más a los restantes integrantes, y a la vez crea una barrera invisible con los nuevos.  Algunos la logran sobrellevar, otros la cargan hasta el final.

VI. El Demo

El próximo paso de gran tamaño para el grupo es el comienzo de la grabación de su primer demo.  Juntan su dinerito, trabajan horas extra, piden prestado, lavan carros, lo que sea para pagar el par de horas en un estudio casero donde les grabarán dos o tres temas por un cómodo precio de par de cientos de dólares.  Con demo en mano empiezan a multiplicar copias en sus propias casas y regalar discos en las presentaciones de su grupo y de otras bandas amigas.  Aprovechan el Internet y cuelgan los temas en páginas como Myspace y Facebook, las dos redes sociales más conocidas donde la gente suele buscar música.  Donde quiera ponen las canciones.

VII. La Crítica

Aquí llega la segunda prueba difícil del grupo…las críticas.  Por lo general cuando la banda toca lo que oye son aplausos.  Algunos reales otros por pena, pero es difícil escuchar un abucheo a menos que realmente sea una porquería.  Con la aportación del Internet, más personas escuchan la música del grupo, pero con el precio de que no toda persona que le escuche va a terminar como fanático.  Muchos darán críticas negativas de mala fe y otros darán críticas constructivas que resultan ser desagradables para el receptor.  Esta dura realidad es importante en la vida de la banda.  No porque destruya sus sueños de fama y gloria, sino porque los mantiene en la tierra y les recuerda que no son perfectos, que apenas están empezando, que la grabación ES un demo y no un disco y que les queda mucho por mejorar y aprender.  Es el momento de echarle más ganas.

Así que mientras reciben críticas tanto buenas como malas, y las tocadas siguen aumentando, la nueva meta se convierte en subir en calidad de localidad.  No tiene nada malo tocar en barritas y locales pequeños pero la verdadera gloria para la banda esta tocar en lugares como Hard Rock Cafe, El Anfiteatro, El Coliseo Roberto Clemente, El Choliseo, etc.  Esto se logra por lo general sirviendo de acto de apertura de alguna banda de afuera que venga a presentarse pero representa difícil averiguar como conseguir tal oportunidad.  Aquí es donde la pala y/o el manejador del grupo se lucen y demuestra sus verdaderas conexiones ó su persistencia y afán por lograr su cometido.  Luego de meses de espera y varios intentos a base de llamadas y correos electrónicos, se da la oportunidad…el grupo participará en un espectáculo en el Hard Rock Cafe.

Si se dan cuenta, tener una banda funciona igual que como un resumé de trabajo.  La experiencia es igualmente importante y los lugares donde se ha tocado antes y con quien se ha compartido tarima hacen de la biografía del grupo la herramienta principal para seguir escalando.  Siempre lo más difícil son esas primeras oportunidades pero una vez se rompe el hielo, lo demás llega o eso piensa uno desde adentro.

VIII. El Anfi…

Ya con esa presentación y habiendo compartido en tarima con tantas bandas locales, la manipulación de la biografía proyecta una trayectoría digna de tocar en cualquier sitio desde la mente de los integrantes.  Entonces empiezan a anunciar los espectáculos extranjeros del verano y la bombilla se enciende.  Vamos a tocar en el Anfi.  La nueva meta queda trazada en el horizonte y se movilizan, la(s) pala(s) hacen lo que mejor saben hacer, llamadas, correos electrónicos nuevamente y tras varios intentos, algunas mandas pal carajo y decenas de mensajes en contestadores telefónicos, uno de los productores les dice que sí.  Ahora si van a pisar tarima grande.  Del chinchorro, al Hard Rock y ahora al Anfiteatro Tito Puente siendo acto de apertura de “X” banda internacional.

Antes de tal presentación la realidad les golpea la quijada y se dan cuenta que no pueden presentarse con las porquerías de equipo que tienen.  Entonces comienzan a la ligera a buscar que comprar.  Algunos visitan tiendas locales como Villa Music (mejor conocido entre los músicos como Villa Pillo por sus precios estrambóticos y su monopolio de marcas en la isla), Tropical Music, Margarida, La Antorcha, etc.  Otros se facilitan la vida y compran en Musicians Friend a través del internet.  Y es de esta manera que un manojo de principiantes, empieza el camino de la deuda para tener instrumentos que vayan a la par con la imagen que quieren presentar.  Un viaje al centro comercial a comprar ropa nueva y porque no, un viaje al salón de belleza para tratamiento al pelo.  No se puede quedar ningún detalle por cubrir.  Después de todo, es el comienzo de la grandeza.

El espectáculo se da, cientos de personas lo ven, la banda vuelve a emocionarse y llenarse de esperanzas.  Tras casi dos años de trayectoria dando golpes, lambiendo ojo, interactuando con figuras clave, una llamada da fruto y la banda recibe un ofrecimiento para abrirle a un acto extranjero en el Anfiteatro Tito Puente.  La felicidad es clara en sus ojos.  Lo han logrado se repiten una y otra vez.  El éxito toca a sus puertas y han abierto a una banda que atrajo a miles de personas y ellos tocaron primero.  Claro esta nadie nunca les dijo que tendría que ser gratis, pero es la primera vez, claro que uno puede dejar eso pasar, si de todas formas casi todas las presentaciones que hacen son de gratis.  En adición el aguantar ser tratados como un inconveniente necesario por parte del productor (véase que estos están obligados por ley a tener un acto de apertura local para las presentaciones de extranjeros) es otro precio que pagar.  Y a todas estas que nadie les ha dicho que cualquier acto de apertura en la isla hecho por desconocidos para el productor no-se-pa-ga.  Pero es una realidad que tendrán que descubrir más adelante, si llegan a tal punto.

Luego de tal tocada, son los favoritos entre sus amigos y sus nuevos amigos.  Todo el mundo esta haciendo presentaciones de múltiples bandas y todos quieren que la banda toque ahí.  De todos los periódicos en la isla, tres cubren el evento y uno menciona el nombre de la banda.  Ahora son famosos.  El recorte va para el scrapbook del grupo como ese primer paso a la cima.

IX. Golpea La Realidad…

Cuando al pasar un par de meses las cosas siguen iguales, regresa el desánimo de algunos y se ve claro en los ensayos.  Es aquí cuando las cabezas empiezan a chocar y las discusiones por control de dirección se manifiestan.  Otros se toman libertades como la de llegar tarde o no avisar que no van a la práctica y las tensiones ponen a la banda en un lugar frágil.

Algunos podrían hasta abandonar la banda en esta situación, sobretodo si es uno de esos pesimistas que desde el principio predicaban la triste realidad.  Quizás podría ser el veterano que ve el panorama complicarse mucho cuando este solo desea tocar.  La realidad de las cosas es que esta cachetada no bajó de la nube a la banda, sino que les dejó ver que no existe la nube y estaban flotando solos en el aire.  O quizás no solos…les acompañaban un cojón de bandas más.  Sin lugar a duda tiene que haber una manera de echar adelante y es entonces cuando se dan cuenta de que uno no es nadie sin un porfolio discográfico.

X. El Disco

Ya el grupo va para tres años, y les esta claro que lo que les hace falta es la grabación de un disco completo.  Uno bien mezclado con muchas canciones y con arreglos bien nítidos.  Empieza la búsqueda de precios y entonces es que se percatan que es más fácil decirlo que hacerlo.  Por lo general conseguir a alguien que te grabe un disco bien hecho en Puerto Rico, significa pagar por lo menos dos mil dólares (para un grupo de pelagatos eso es un montón).  Luego mezclarlo serían otros mil, masterizar serían otros mil y la duplicación serían otros mil para mil cien copias.  En adición la contratación de un artista gráfico para hacer la portada serían un par de cientos más y ni hablar de publicidad, posters, relaciones públicas, etc.  Por supuesto esto es tirando al mejor escenario posible en cuanto a costo.  El grupo está en frente de una cantidad mínima de siete mil dólares para tener su disco.  En esta encrucijada sucede una de tres cosas por lo general que aun sin querer queriendo termina muchas veces en el principio del fin de la banda.  Algunos más rápidos que otras, algunos tienen la dicha de no ver dificultad alguna, pero de esos no estamos hablando aquí.  A la larga, la basta mayoría de los grupos de Pop Rock termina en uno de estos tres caminos:

1. La banda decide no grabar un disco, siguen tocando pero cada vez se desaniman más y muchas veces continúan sus estudios y/o trabajos como prioridad.  La banda cada vez recibe menos tiempo hasta que algunos deciden marcharse y/o como grupo deciden terminar la historia del grupo ahí.

2. La banda decide buscar un prestamista, y de esta manera darle todos los derechos del disco, temas, arreglos etc.  Es una movida atrevida pero si despegara, el próximo disco no necesitaría de tal maniobra de evasión.  Ahora, si esto fuera una real opción no habría necesidad para empezar de yo tener que hacer un escrito como este.  El golpe real se recibe luego bajo este escenario.  Bajo un prestamista el grupo si hace un poco de ruido, recibe un poco de atención de parte de la prensa, tienen un poco de ventas y llamadas para actividades, pero nada de ganancias para el grupo.  Luego de una larga etapa de promoción de un trabajo que terminó siendo algo lejos de lo que hubiesen deseado lanzar, terminan en peleas y descontentos y en el rompimiento de la banda a la larga o a la postra.  Nunca graban el segundo disco y es muy poco el dinero que ven.

Por otro lado si se han dado casos donde el prestamista invierte lo suficiente como para hacer un ruido que atrae a alguna disquera extranjera que cree que puede sacarle dinero al grupo.  Es en este momento donde el grupo piensa que ha llegado a la cima.  Firma con la disquera, recibe un avance y graba su segundo disco con bombos y platillos y lo último en los muñequitos.  Junto a esto vienen cambios de imagen, presiones en cuanto a material lo suficientemente comercial, clases de música si alguno del grupo no estuviera al grado y excesivas presentaciones para promocionar el material.  Lamentablemente los casos de  logros en este segundo disco son menos del 20% de los atentados y la banda termina rompiéndose, habiendo sido estrellas de rock con un disco del que no generaron ni un centavo, y el segundo que sería su gloria les dejó con una deuda gigante ante la multinacional que ahora también es dueña de su segundo trabajo.

3. La banda decide pagárselo ellos mismos, y empiezan el proceso de dividir las partes equitativamente y tratar de trabajar un plan de pago con el estudio y la primera fase de costos.  Por lo general en un grupo de cuatro personas estaríamos hablando de quinientos dólares por persona solo para la grabación.  Durante este proceso habrá peleas de dinero, nuevamente por dirección musical, cada vez que se grabe un instrumento habrán personas opinando, otras que no se atreverán y otras que quisieran ser simplemente equitativos en todas las decisiones.  Por lo general esto es saludable si se sabe controlar, pero como en una pareja, el dinero, ó mejor dicho la falta de,  siempre sabe como dañarlo todo.

En más ocasiones que en menos, la gran mayoría de las bandas no terminan de lanzar el disco.  Este se queda en el aire en un punto medio entre mezcla y duplicación.  De diez a doce canciones grabadas sin terminar de arreglar, con los bolsillos vacíos, peleados, egos maltratados y sin una visión uniforme para con la banda.  Si a eso le suman que muchas bandas deciden bajarse de los escenarios mientras graban, estamos hablando de que llevan varios meses fuera del panorama musical.  Algunas regresan a tocar y tratar de hacer un par de dólares, pero en un estereotípico espectáculo de bandas en un día cualquiera en la semana, cada banda termina echándose al bolsillo como veinte dólares.  Patético de por si, comparado con el promotor del evento que se echa unos quinientos como poco.

Y sí, hay grupos que deciden perder credibilidad ante los ojos de los que se proclaman guardianes de la santidad musical, y se dedican a tocar “covers” (tocar canciones de otros artistas populares) para hacer dinero ya que esas son las únicas bandas que en Puerto Rico se echan en una noche de quinientos a dos mil dólares.  Pero estas bandas, en su mayoría, nunca pertenecieron al círculo de bandas del movimiento de rock local.  Simplemente se alienaban y tocaban por su cuenta y en su mayoría, esto siempre fue la manera de hacer las cosas y no una última opción.  El fin siempre justificó los medios.

Sin embargo para los que no tomaron ese camino, el fallo de no lanzar el disco siempre se queda con ellos y por lo general termina en la ruptura del grupo debido a que el plan de vivir de la música, les resulta finalmente inalcanzable.  Y es hora de decir adios con orgullo (ó el bioequivalente).

XI. Al Final

Al final de todo, el músico de una banda de Pop Rock en Puerto Rico, termina desencantado con la escena de la isla, con el sistema de las casas disqueras, con el poco auspicio del público sea en la compra de discos, en la poca presencia en las presentaciones ó en el no querer pagar ni siquiera tres tristes pesos para ver cinco bandas.  Se lleva algunos recuerdos memorables, un demo y un disco incompleto, haber tocado en grandes sitios con grandes artistas que seguramente ni recuerdan ese espectáculo y haber dejado una huella digital en un género que en la isla es solo una moda que dejo de ser la moda.

Es por eso que quizás desde el principio las metas esperadas y los resultados deseados deben ser ante todo realistas.  Eso no significa que uno no debe dar el máximo y deba desanimarse desde el principio.  Pero si desde el primer día la meta es el cielo, cualquier cosa en la tierra será insignificante por más digna de mérito que sea.  Tener una distintas metas a lo largo de una trayectoria no solo es saludable sino que hace sentido.

Recuerdo un músico que una vez me dijo que su única meta era poder tocar en vivo y tocar sus canciones y si se podía grabar algunas.  Durante su corta carrera no solo tocó en vivo en inumerables veces, sino que compartió con grandes actos locales e internacionales, grabó demos y discos, se fue de gira fuera del país y tocó en dos de los lugares más cotizados por una banda: El Anfi y El Clemente.  Cada vez que llegaba a una meta, se lanzaba otra más adelante.  Sus expectativas fueron tan personales y tangibles que los logros, aunque no llegaron al cielo, ameritaron respeto de sus colegas y le deberían mantener siempre una sonrisa cuando les recuerde.  Cada vez que lo veo en el espejo se lo recuerdo.

Fin.

  1. July 23, 2008 at 9:36 pm

    No se puede ver las fotos.

  2. antonio sanchez el gangster
    July 24, 2008 at 12:00 am

    debes ser maricon

  3. IX
    July 24, 2008 at 8:06 am

    Muy interesante y con los pies bn en la tierra el articulo. En parte nos recuerda el apreciar y apoyar mas el talento local a pesar que muchos no pasaron del boom de los 90. Por otro lado me hizo sentirme incluso bien conmigo mismo, y me recordo el pq hoy dia soy un profesional con gran orgullo en mi profesion y quizas pq no hace sentido el castigarme cuando cojo la guitarra o el bajo por no haber seguido y alcanzado mi sueno…. Creo que en esa pagina quedamos muchos, y posiblemente fue mejor asi… Aunque el rock jamas morira, y seguiremos poniendolo en alto asi sea apoyando a los que ahora siguen ese sueno, o curandonos en los negocios locales.

  4. July 24, 2008 at 4:58 pm

    @ cassie: será un problema en tu browser. aquí se ven bien.

    @ Antonio..hahaha dudo q el email del gangster sea tony50@gmail.com pero si lo fueras…q pajó? no mencioné a tu mistress funky y te enojaste? Si no eres (q es lo más obvio) me suenas a uno de esos acomplejaitos. bujujú!

    @IX, si, en cierto aspecto sirve de un espejo. unos van a ver fracaso, otros éxito, otros interrupción y otros complejo. Aunque la idea no es tirar el llanten de q apoyen nada. La idea es documentar un proceso repetitivo por el que pasan muchas bandas en su pugilato hacia la fama y como todas terminan igual a la corta o a la larga.🙂

    gracias por los comentarios.

  5. Efra
    February 28, 2009 at 12:59 am

    ….la verdad que tu ensayo está tremendo, la forma en que le diste peso a cada tema quedó como si hubieses tirado un retrato de la stuación, no hay que hacer muchisimo esfuerzo mental para imaginarse cómo pasan los mismos sucesos con tantos grupos….antes yo podía estar en “x” sitio y escuchar una banda y se pregunta uno, ¿con to’ lo que esa gente toca, pero qué hacen en este sitio , ellos pueden estar “mas arriba”, esa gente puede grabar un disco?…..y con todo lo que has dejado aquí escrito mucha gente puede entender por qué….y fíjate, no hablaste de la parte de que si logran sacar un disco etc.etc.(en forma exitosa, el mejor escenario) viene un vividor, le saca copias en cd’s y consigue a cuatro o cinco soplapotes a venderlo (obviament con otro montón más) debajo de una carpa, al lado de la carretera…esos son otros veinte, y estoy seguro de que quien atraviesa por toda la experiencia o por lo menos la mitad entiende el daño que esa gente hacen…..pero en fin gracias por tu artículo, estoy seguro que muchos entendemos lo que has expuesto….

  6. May 12, 2009 at 12:24 pm

    miiiiiiiiiira cabroooon,,,to lo que tiene envidia jodio maricon cabron,,,,to lo que tienes envidia ….porque mi isla es la unica que es 100% porciento estado…como puerto riquenos,somo sudiadanos americanos i la poca pais que son ustedes nunca seran,,,nos tienen envidia,,por eso to hablas ,,,no,no escribes esta poca mierda porque enverdad no tienes nada mas que aser pero que poner otra rasa por el piso en tu mundo,,porque ese es el unico mundo que podras vivir me das lastima,…i sigiran siendo,,,,,pero na sige ablando i escribiendo que ni to o to rasa seran superiores que la milla…mama bicho,,,

  7. May 12, 2009 at 12:35 pm

    mira pato de que jodio pais to eres para llo tambien ponerte por el piso;;

  8. June 1, 2009 at 7:37 pm

    Originalmente pensaba borrar los posts del pelabicho este de Ernesto Lorenzana pero cada vez que los leía me daba una risa tan cabrona leer a un huelebicho retardado con un cuarto grado de gramática deficiente que decidí postearlo.

    Mira lambestaca, yo soy de Puerto Rico y estado no somos, somos todos unos mantenidos, sin patria y sin nación y con ínfulas soñolientas de algo que no somos. Así que ahí tienes, espurgate la lengua pobre infeliz y aprende a escribir, que le estas dando a tu isla una reputación puñetera con esas habilidades tan mierdosas.🙂

    Buen Día y gracias por leer.

    hahahahahaha…

  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: